Nos ha surgido la necesidad de este post por las recientes consultas que estamos teniendo sobre la diástasis abdominal: ¿qué me pasa? ¿qué puedo hacer? ¿esto es una diástais abdominal? ¿me tendré que operar?

Por lo que te queremos invitar a un taller online (a través de la plataforma zoom) dónde explicaremos qué es la diástasis, cómo hacernos una autoexploración, qué ejercicios podemos empezar a hacer, cuáles debemos evitar, qué tipo de cirugías hay…el martes 26 de enero de 2021 a las 18:00h.

La diástasis abdominal es una distensión de la faja abdominal: la separación de los rectos abdominales respecto de la línea alba del abadomen, a partir de los 2,5cms se puede considerar que hay una diástasis (por debajo sería fisiológico y por encima de 4-5cms habría que valorar la cirugía abdominal).

Factores predisponentes y/o desencadentes diástasis abdominal:

  • La diástasis abdominal es frecuente durante y después del embarazo, existiendo una prevalencia entre el 30% y 70% durante el embarazo y el postparto: si al crecimiento uterino le sumamos los cambios hormonales causados por la relaxina, progesterona y estrógenos, originan el sobreestiramiento de los rectos del abdomen, además de que el propio embarazo conlleva una alteración de la biomecánica de la postura disminuyendo el soporte de los órganos viscerales.
  • Una hipotonía de la faja abdominal, inestabilidad lumbo-pélvica y debilidad de la musculatura del suelo pélvico suelen ir de la mano de una diástasis, pero también se ven casos de personas muy deportistas que por excesivo reclutamiento de los rectos abdominales ven acortados los mismos lo que también puede ser un factor negativo.
  • El sobrepeso, ya sea por un embarazo o no, provoca un aumento de presión en la zona abdominal que provoca indirectamente una distensión abdominal.
  • El estreñimiento o la tos también pueden afectar negativamente.

¿Cómo explorar una diástasis abdominal?  

La palpación es el método más común para valorar la separación de los rectos abdominales, si dispusiéramos de un ecógrafo o un caliper podriámos ser más precisos, pero para su diagnóstico no es imprescindible, ya que existe una buena correlación entre las tres pruebas.

Para valorar el grado de diástasis abdominal mediante  la palpación, situamos el dedo índice y medio a nivel umbilical y le pedimos al paciente a realizar una flexión anterior de la cabeza y cuello: el test será positivo cuando la separación entre los dos vientres musculares de los rectos abdominales supere los 2,5 cm; a continuación lo realizaremos a nivel supra e infraumbilical.

Los mejores ejercicios recomendados para disminuir la diástasis abdominal

  • Trabajar el transverso del abdomen en profundidad (Técnica Tupler)
  • Método de reeducación postural propioceptiva perineal (5P de Chantal Fabre)
  • Fortalecimiento del core
  • Ejercicios de suelo pélvico, en referencia a los ejercicios de Kegel

Además de reducir la diástasis abdominal la realización de estos ejercicios tienen muchos otros efectos positivos como la recuperación de prolapsos, el alivio de los síntomas de incontinencia urinaria, la mejorar en las relaciones sexuales y la reducción del perímetro de cintura.

Antes de hacer ejercicios para la recuperación de una diástais abdominal tenemos que tener en cuenta ciertas medidas preventivas:

  • No hacer abdominales clásicos, para los rectos y los oblicuos del abdomen, o cualquier otro ejercicio donde haya que hacer torsión o giros, debido a que este tipo de ejercicios pueden agravar la diástasis del recto (hay ejercicios de pilates que deberíamos modificar en este caso por ejemplo) si no hay una buena coactivación con el transverso del abdomen (en u a fase avanzada del tratamiento si sería bueno realizarlos para tonificar los propios rectos y ayudar a que la diástasis disminuya pero siempre que activemos bien el transverso)
  • No levantes objetos pesados ni hagas posturas de yoga que extiendan tus abdominales (como la postura de la vaca o del perro).
  • No correr, no saltar, no hacer ejercicios que hagan una hiperpresión abdominal.
  • Cuanto antes empieces a hacer los ejercicios para corregir la diástasis de rectos después del parto más fácil será que disminuya esa separación abdominal.
  • Cuando tengas que toser coloca tus manos en el área del abdomen para sostenerlo en su sitio, y no distender la faja abdominal ni abombar las vísceras.
  • No abusar de fajas abdominales, buscar una específica para diástasis y no usarla de forma continua e indefinida.
  • Acude a un profesional cualificado, a tu matrona o fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, para que te explore, diagnostique y supervise tu tratamiento.
  • Y si necesitaras consultar la posibilidad de operación para tu diástasis podemos reomendarte varios cirujanos especializados en diástasis que están realizando operaciones mínimamente invasivas, como el Dr. Sergio Salido o el Dr. Machado y también cirujanos que realizan abdominoplastias si fuera tu caso.

El martes 26 de enero a las 18:00 realizaremos un taller online (a través de la plataforma zoom) dónde explicaremos qué es la diástasis, cómo hacernos una autoexploración, qué ejercicios podemos empezar a hacer, cuáles debemos evitar…

Lo único que tienes que hacer seguirnos en redes, en nuestro facebook (buscar Centro Médico Fuentespina o Materna Yoga) para poder insribirte y recibir el enlace a la charla, lo publicamos el día antes del taller.

Y para cualquier duda nos puedes escribir al email centromedicofuentespina@gmail.com

Consulta tus  síntomas, acude a tu fisioterapeuta especializado en suelo pélvico en el Centro Médico Fuentespina, donde te haremos una valoración y te informaremos con total confianza.

Nuestro Centro se encuentra en Santa Eugenia (Madrid), al lado de Vallecas y el Ensanche de Vallecas, entre Vicálvaro, Valdebernardo y Rivas. Con acceso desde la carretera Valencia (salida 9) y desde la m40 y m45. Puedes solicitar cita previa en el apartado contacto.