Yoga

La práctica del Yoga puede ayudar a afrontar la vuelta a la rutina de una manera mucho más positiva. Plantear una actitud nueva nos motiva, sobre todo, si se te trata de cuidarnos. Además gracias a los saludos al sol, los estiramientos, las posturas de fuerza, el equilibrio o la relajación, los beneficios sobre nuestro cuerpo y mente son múltiples. Desde el Centro Médico Fuentespina hemos desarrollado Yoga para adultos, Yoga para bebés y Yoga para embarazadas para que no tengas ninguna excusa y te apuntes. ¡Te esperamos!

Yoga para adultos o Hatha Yoga

Su práctica es perfecta para afrontar la vuelta a la rutina. Durante las clases se trabajarán de forma individualizada:

  • La conciencia corporal.
  • El tono muscular.
  • Los estiramientos.
  • La potencia.

El Hatha Yoga es el estilo más clásico de yoga en Occidente que combina la ejecución de asanas (posturas) con momentos de relajación. Aporta enseguida flexibilidad y fortaleza física a la vez que aleja el estrés. Es una práctica en la que podemos combinar ejercicios de respiración consciente, técnicas de meditación y práctica de las 14 asanas del Estilo Rishikesh y sus variantes o adaptaciones.

Yoga para embarazadas

Además de los beneficios anteriores que se pueden conseguir del Yoga para adultos, las futuras mamás obtienen con la práctica de Yoga para embarazadas:

  • Mayor oxigenación, muy positivo dada la mayor demanda por parte del bebé.
  • Flexibilidad y mayor movilidad pélvica de cara al parto, ayuda a preparar que la musculatura del periné esté más preparada.
  • Menos entumecimiento tanto en miembros superiores (en manos por ejemplo en casos de túnel carpiano) como en miembros inferiores (en casos de ciática, pinzamientos en la zona lumbar).
  • Relajación, tan necesaria en momentos de cambios hormonales.
  • Mejora la digestión, la sensación de “pesadez” en la mayoría de embarazos es un síntoma que sin ser importante incomoda en toda la gestación.

Se puede practicar una vez hayas dado a luz, siempre y cuando haya pasado un mes y haya sido un parto vaginal. En el caso de la cesárea, esperar, al menos, 10 semanas.

Yoga para bebés

Mamás y Bebés fomenta el vínculo afectivo en un ambiente de amor y disfrute de esta etapa, en un clima de respeto y conocimiento mutuo. Jugamos, cantamos y abrazamos. Movilizamos el cuerpo tras el parto. Los bebés realizan sus primeros ejercicios, trabajando la estimulación de los sentidos y tonificando su cuerpo. Una actividad ideal desde su más temprana edad hasta la etapa de gateo.

  • El yoga favorece el desarrollo psicomotor del bebé, de los bebés y de los papás, debido al conocimiento y control del propio cuerpo, la coordinación y la adquisición de un buen tono muscular.
  • Fortalece el vínculo entre la mamá o papá y su bebé.
  • Ayuda a la mamá a recuperarse tras el parto, física y emocionalmente.
  • Permite a los papás volver a su rutina de ejercicios sin tener que separarse de su bebé.
  • Favorece la recuperación en el postparto, ayudando a tonificar el suelo pélvico y los músculos abdominales, disminuyendo la diástasis abdominal.

Os esperamos en el Centro Médico Fuentespina y os animamos a combinar las clases de Yoga para bebés (clases semanales en grupos reducidos de 4 o 5 mamás con sus bebés) con los hipopresivos o el yoga para adultos con pilates máquinas.