Practicar Pilates en verano es una muy buena opción para mantenerse en forma y no olvidar lo aprendido a lo largo del curso. Sabemos que echaréis de menos nuestras máquinas de Pilates Springboard, pero ya sabéis que podéis realizar muchos ejercicios con una colchoneta y muchas ganas.

Esta pequeña rutina para practicar Pilates en verano nos llevará unos 20 minutos al día. Os animo a combinar los ejercicios de Pilates junto con la práctica de otras actividades aeróbicas (como caminar, natación, bicicleta etc), ya que forman el combo ideal para que nuestro cuerpo se mantenga flexible y tonificado.

RUTINA PARA PRACTICAR PILATES EN VERANO

 

En el Centro Médico Fuentespina impartimos un Pilates terapéutico y contemporáneo. Respetamos la esencia del Método y a la vez lo nutrimos con ejercicios de otras disciplinas. Es por ello que esta rutina no se limita únicamente al repertorio clásico del Método Pilates.

 

Recuerda los principios del Método Pilates:
  • Respiración: dedica unos minutos a tomar conciencia de tu respiración. Inhala por la nariz y exhala por la boca a un ritmo que te resulte cómodo. Dirige el aire hacia el tórax notando cómo se expande en cada inhalación y se vacía durante la exhalación.
  • Centralización: para mantener la estabilidad de la pelvis es fundamental activar el músculo transverso del abdomen.
  • Concentración, control, fluidez y precisión: presta atención a los movimientos que realizas, teniendo en cuenta que la amplitud y la velocidad de los mismos debe permitirte mantener tu columna estable, que no rígida. En Pilates “menos es más” : es mejor realizar pocas repeticiones pero con una buena ejecución y conciencia corporal, que un gran número de ellas sin control.

 

Alinea tu postura:

Cuando realices tus ejercicios de Pilates en verano, recuerda lo siguiente: Elonga la columna tomando como referencia la cabeza y el sacro. Relaja tus hombros y aléjalos de las orejas. Mantén las escápulas planas. Sitúa la región lumbopélvica en posición neutra. Mantén piernas a la anchura de las caderas.

 

Moviliza tu columna:
  • Flexión/extensión:Pilates movimientos columna
    • Podemos trabajar la flexión con ejercicios como la báscula pélvica (tumbado o sentado) y el puente de hombros.
    • La extensión podemos realizarla con una pelota (si disponemos de ella) o haciendo un rulo con una toalla.
    • La combinación de ambos movimientos es posible con ejercicios como el perro-gato.
  • Inclinaciones: realizando la sirena (recuerda las alternativas a la posición de las piernas que aprendimos en clase) o simplemente las haremos de pie.
  • Rotaciones: se pueden realizar junto con el ejercicio de báscula pélvica.

 

Tonifica tus brazos y piernas:

Puedes ayudarte de una banda elástica para realizar multitud de ejercicios de Pilates en verano. Con su práctica, además de fortalecer brazos y piernas, también podrás incorporar el trabajo de respiración, estabilidad y equilibrio. La banda elástica es un accesorio muy versátil, que ocupa poco espacio y tiene un precio muy asequible. ¿Aún no tienes una?

 

Reta a tu abdomen:

Abdomen = hundred… Sí, pero tampoco es el único sinónimo. La mayoría de los ejercicios que incluyen el movimiento de brazos y/o piernas nos ayudan a fortalecer el abdomen simplemente porque lo activamos para mantener la estabilidad de la columna.

Pilates hundred

 

No olvides tus pies:

El calzado veraniego permite mayor libertad de movimiento a los pies, pero también las chanclas son el caldo de cultivo ideal para los esguinces de tobillo y la fascitis plantar .Pilates pies

  • Trabaja los ligamentos del tobillo mediante los ejercicios de punta-flex y los ejercicios de equilibrio.
  • Flexibiliza tu fascia plantar rodando una pelota de tenis o similar en sentido longitudinal y transversal o realizando presiones en diferentes zonas de la planta del pie.
  • Da movilidad a tus dedos trabajando el movimiento individual del primer dedo, el movimiento en grupo de los otros dedos y también con el movimiento en abanico. En clase aprendimos muchas variantes más.

 

También puedes caminar descalzo para hacer un trabajo global del pie.

 

Y…¿cuántas repeticiones hago?

Si no te has perdido nuestras clases, sabrás cuántas solemos hacer ;-P

* * * * *

Por último quería agradecer a mis alumnos el feedback tan positivo que he recibido tanto en las clases como a través del formulario de fin de curso. Además de enseñar, he aprendido mucho de vosotros…ciertamente, me llevo más de lo que he dado.

No os olvidéis de lo aprendido y animaos a practicar Pilates en verano. El próximo curso empezará en septiembre con novedades…no os puedo adelantar más.

Un abrazo fortísimo, pilateros.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies